Hoy amanece un poco más tarde, y sin embargo al despertar, es mucho más temprano. La noche ha sido larga, casi eterna, inquieta y en alguna ocasión, desesperante, pero ya ha llegado el día, el último domingo de marzo. Hoy es Domingo de Ramos.

Se pasean por mi mente recuerdos de otros años, de otros momentos, quizá mejores comparados con los de hoy. El sentimiento es el mismo, pero matizado. Cuántas noches del ansiado Sábado de Pasión me habéis llevado, de la mano, a ver los últimos preparativos de las hermandades del Domingo de Ramos. Papá, mámá, cuántos años….

Y hoy, con el mismo sentir que me inculcasteis, con la misma tensión ante esa Semana Mayor que me envuelve una y otra vez como si de la primera se tratase, añoro esos preparativos, esos momentos previos al comienzo de la Semana Santa a eso de las cuatro y media de la tarde. Este año, no puede ser ver entrar a Jesús en Jerusalén dejando atrás el pórtico del Perpetuo Socorro. Este año, papá está en el hospital, y nosotros con él; con la esperanza de su pronta mejoría y con el pesar de no poder llevarlo a disfrutar del Domingo de Ramos.

Pero al recordarle que día es hoy, sonríe, y de su sonrisa sale una voz casi renovada: “Hoy es Domingo de Ramos”. En él la ilusión está intacta, así que hoy también disfrutaremos, aunque de otra forma y con otra esperanza, del comienzo de nuestra Semana Santa.

Visitas: 12

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de cofradesgranada para añadir comentarios!

Participar en cofradesgranada

Comentario por Triana-Bel el marzo 29, 2010 a las 2:26am
Me pasó algo parecido a tí pero de la mano de mi tío, el hermano de mi madre, tanto en Huelva como en Granada he salido de nazareno el Domingo de Ramos así que ya te puedes imaginar los nervios de los días antes, es todo un júbilo de emociones y sentimientos.

Qué tu padre se ponga bueno. Un saludo.

© 2018   Creado por Ideal.es.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio