GRANADA; EL CRISTO DEL SILENCIO, SU ENTORNO ARTÍSTICO, HISTÓRICO Y MONUMENTAL

GRANADA; EL CRISTO DEL SILENCIO, SU ENTORNO

ARTÍSTICO, HISTÓRICO Y MONUMENTAL

Por

José M. Garzón Rubio

 

     Como todas las mañanas del año, al despertarme a tempranas horas del alba, me dirijo hacia el balcón de mi dormitorio, lo abro y salgo a la terraza desde donde puedo observar la bella panorámica de la ciudad granadina. 

     Desde aquí, compruebo que el temprano amanecer ha aclarado: el cielo granadino luce limpio, en el horizonte se divisan unas pequeñas nubes blancas, inmóviles sobre la ciudad granadina que acabada de despertarse este Jueves Santo.

     El cielo limpio e implacable de la tierra granadina hace más perfumado el ambiente de esta artística ciudad durante este reciente comienzo primaveral con la celebración de su muy devota y ferviente Semana de Pasión.

     Granada cuenta con una maravillosa Semana Santa, cuyos siete días de penitencia constituyen un verdadero espectáculo plástico lleno de fervor y colorido entre los que cabe destacar el elegante y señorial desfile de La Pontificia y Real Hermandad Sacramental del Señor San José y Animas y Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia o (Del Silencio).  

     Ha transcurrido un año más desde mi último encuentro con Cofrades-Granada, cuando celebrábamos  nuestra última Semana Santa en esta joya de ciudad que a diario disfrutamos todos los que tenemos la fortuna y privilegio de haber nacido y vivido en ella.

     El Jueves Santo es un día muy especial en la ciudad granadina por su procesión tan bella, emotiva y emocional que es “El Cristo del Silencio”.  Pero antes de concentrarme exclusivamente en la Cofradía de este crucificado, me gustaría hacer un recorrido artístico, histórico y monumental, en relación con todo cuanto le rodea a este Cristo y a su Hermandad.

     A mitad del encantador  paseo romántico granadino conocido como la Carrera del Darro, y con dirección hacia la Cuesta de Chapiz; y a la izquierda, nos encontramos con la magnífica fachada plateresca de la Casa de Castril que los Reyes Católicos hicieron merced a Hernando de Zafra; caballero extremeño quien salió de su pueblo a pie, en busca de fortuna, fue sirviente de Enrique IV, y más tarde agregado a la corte de los Reyes Católicos,  donde llegó a ocupar el cargo de secretario personal y hombre de gran confianza del Rey Fernando de Aragón.   Puede asegurarse que fue Hernando de Zafra a quien  por su gran astucia y eficacia se le debe la rendición de Boabdil como  más tarde lo hicieron saber los mismos Reyes Católicos en el documento de donación del señorío de Castril, con el cual premiaron los servicios de Hernando de Zafra a la corona; como así mismo, en la real cédula en la que le nombraron regidor perpetuo de la ciudad granadina.

     La fachada de la Casa de Castril es una de las más hermosas en la ciudad de Granada, la cual se le atribuye a Diego de Siloeé.  De la parte baja de la fachada arrancan dos columnas dóricas, entre ellas se encuentra la puerta rodeada por anchas cenefas de relieves de gran gusto, decoradas con figuras de armas árabes, cristianas y romanas, bichos en los ángulos y sobre la clave una reproducción de la Torre de Comares.  La parte alta de la fachada está dividida en dos secciones: la primera con escudos de armas sostenidos por jóvenes, y la segunda representa un semicírculo con el fénix sobre la hoguera y dos grandes leones en las enjutas.  Hay otro cuerpo con un balcón y dobles pilastras entre las que podemos observar cabezas dentro de medallones y varios adornos. A la derecha otro pequeño balconcillo de chaflán y sobre él se haya la siguiente frase: “Esperándola del cielo”. Frase que ha provocado a través de los siglos muchas y variadas interpretaciones. Finalizando con una cornisa, más tallas decorativas y la fecha de finalización de la fachada que data de 1539.

     La Torre de Comares que está ubicada en la parte alta de la colina del Sol y un poco más arriba y hacia la izquierda de la iglesia de San Pedro y San Pablo, fue mandada a construir por Yusuf I como punto principal de referencia de su nuevo palacio; la levantó sobre otra torre de dimensiones mucho más pequeña que existía en las últimas décadas del siglo XIII.  La torre es de planta rectangular de 7,50 X 5,50 metros con una altitud de 45 metros.  En su interior se encuentra el Salón de Comares o Embajadores.  El nombre de ¨Comares¨ viene de la voz gamaryya (Comarias) que son las vidrieras de colores que existían en los  nuevos  aposentos o balcones del salón.  Nueve arcos en medias lunas la dividen en nueve departamentos con sus ligeros ajimeces y sus deslumbradoras columnas.  Las paredes están llenas de letreros, repitiendo en signos cúficos, en caracteres africanos, en cifras arábigas, en todas direcciones y de todos modos, entre poéticas estrofas y religiosas suras: ¨!No hay más vencedor que Allah!¨  La cúpula es obra maestra de la carpintería musulmana, en oscura madera de cedro; con un maravilloso friso de mocárabes y los arabescos de sus muros alcanzan una gran magnificencia de estilización.  Fue aquí; en este salón, donde se manejaron los destinos de Granada cuando el último rey de la dinastía Nazarí Abu Abdiallah, Muhammad XIII (Boabdil) 1482 – 1491, y su gran consejo decidieron rendirse a los Reyes Católicos.

     A mitad del monte de la Ab-sabica o colina del Sol, y un poco hacia la derecha de la Torre de Comares, en la parte baja, se encuentra el Tajo de San Pedro que durante los últimos 535 años ha sufrido muchas alteraciones geológicas debido a las constantes de avenidas del río Darro, filtraciones y desagües procedentes del palacio nazarí, como así mismo de la erosión de la fuerza tectónica.

     El día 24 de marzo de 1478, un furioso vendaval descendiendo desde la Silla del Moro hasta la parte baja del valle del río Darrro arrasó con todo.  Una gran tormenta se despeñó al mismo tiempo sobre los altos picos de la Sierra Nevada con estrépitos infernales de truenos y relámpagos y la Silla del Moro se derrumbaba dentro de un océano alborotado.  El huracán arrasó con todo lo que estaba a su paso.  El río Darro creció de tal forma que arrasó almunias, huertos y molinos.  El número de víctimas fue muy cuantioso, como así mismo los daños materiales.  Aquella gran tormenta puso fin a los alardes guerreros de Muley Hacén, y el Tajo de San Pedro tomaba otro desgaste en su formación.

     En el grabado de Joris Hoefnagel de 1564, éste nos muestra una perspectiva del Tajo de San Pedro y de cómo se encontraba en aquel entonces a 60 metros de distancia de las torres defensivas de La Alhambra y a una altura de 33 metros. Hoy, el Tajo de San Pedro tiene 65 metros de altura y está a 24 metros de distancia de las murallas del palacio nazarita.

     Frente a la Casa de Castril se encuentra la iglesia de San Pedro y San Pablo que es un gran manantial de la Semana Santa granadina.  Es sin duda, una de las iglesias más interesantes construidas en Granada durante el siglo XVI. Su planta es de cruz latina; con artesonados mudéjares de muy rica tracería.  Su hermosa traza es de Juan de Maeda, fue construida por el albañil Pedro Solís terminándola en 1567, y desde 1580 a 1593 se reedificó la torre y la sacristía donde se guarda una gran colección de pinturas de Juan de Sevilla y Cierza y unas muy buenas tablas góticas.

     En su fachada principal hay cuatro columnas corintias sobre elevados pedestales decorando su arco; y sobre éste aparecen las armas del arzobispo Don Pedro de Castro, sobre la cornisa hay un encasamiento con estatuas de San Pedro y San Pablo, terminándose en un frontón con los emblemas papales de San Pío V (1566-1572)  Papa nacido en Bosco, quien fue  elegido sucesor de Pedro el 17 de enero de 1566.  Este Papa fue quien para marginar la herejía, propuso la cultura del pueblo. Excomulgó a Isabel de Inglaterra y fue el artífice de la victoria cristiana de Lepanto contra los Sarracenos. También, fue  San Pío V, quien dispuso el uso del Misal Romano.  San Pío V, falleció el 1 de mayo de 1572.

     La puerta de la iglesia tiene unos maravillosos aldabones de hierro forjado que fueron realizados por Aguilar.

     Es desde esta iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo,  desde donde se inicia y se recoge el cortejo procesional de la Pontificia y Real Hermandad Sacramental del Señor San José y Animas y Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia o (Del Silencio).

     A las doce empunto de la noche del Jueves Santo; en la placeta de la iglesia de San Pedro y San Pablo suena un tambor, y una saeta rompe el silencio.  La luna riela las aguas del río Dauro, y las almenas de las torres del palacio nazarita se reflejan a través del follaje del bosque en las perlas brillantes-cristalinas de sus aguas que transcurren lentamente el estrecho caudal del río Darro.

    Sin embargo, el Cristo de la Misericordia o (Del Silencio) se venera durante todo el año en la iglesia de  San José,  ubicada en el pintoresco barrio Albaicinero, calle de San José n. 2, en lo que fue la antigua mezquita “Aljama al-morabitín”, de los ermitaños (ss. VIII - X), destinado a la oración de los renegados del cristianismo.

     La mezquita fue demolida en 1517 para la construcción de la iglesia de San José.  Lo único que se conservó de ella fue el aljibe construido entre los ss. X – XI, de una sola nave, cubierto con bóveda de cañón y arista, con una capacidad para 71 metro cúbicos de agua, y El Alminar que es el único conocido en toda España anterior a la época almorávide. Este Alminar es uno de los más antiguos erigidos en Granada y desde su parte alta, el muecín llamaba a los fieles a la oración. Su planta es cuadrada, con cimentación construida con grandes sillares romanos  y el resto con lajas de piedra traída del pueblo cercano granadino de la Malahá.  La parte superior es de época cristiana, donde se colocó el campanario.

     La iglesia de San José se terminó de construir en 1525, siendo el maestro mayor Rodrigo Hernández, conforme al gusto ojival, su portada es de piedra, hecha por Luis Arévalo a mitad del siglo XVIII con la estatua de San José.  El interior de la iglesia consta de una sola nave sostenida por cuatro arcos, está flanqueado de 8 capillas, agregándosele otra a los pies (1540 – 1549), destinada a coro. La capilla mayor fue mandada a construir por Doña Leonor Manrique, esposa del regidor de Granada Don Pedro Carrillo de Montemayor.

     La iglesia guarda obras importantes de: Francisco Vallejo, Manuel González, Pablo de Rojas, Jaime Folch, Torcuato Ruiz del Peral, Francisco Aranda, Melchor de Guevara, Diego de Mora, José de Mora, Felipe Gómez de Valencia, Alonso de Mena, Sánchez Sarabia y Diego de Siloeé.

     Todos los años; días antes de su salida oficial procesional,  el Cristo Crucificado de José de Mora es trasladado a hombros de sus muchos cofrades granadinos desde la Iglesia de San José hasta la Iglesia Parroquial de San Pedro y San Pablo en la Carrera del Darro; siendo este lugar, el punto de iniciación y recogimiento oficial de La Pontificia y Real Hermandad Sacramental del Señor San José y Animas y Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia o (Del Silencio).

     Su autor fue José de Mora quien tuvo una fuerza mística y trágica en la realización de  todas sus esculturas.  Fue el miembro más importante de la familia Mora y uno de los grandes escultores barrocos andaluces.  Nacido en Baza, provincia de Granada, en 1642.  A la edad de ocho años se ubicó en Granada con toda su familia.  Granada, y después Madrid, lugar donde adquirió el puesto de escultor oficial del rey Carlos II.  Debido a su estado de salud tuvo que abandonar su puesto de trabajo en la capital de España, y en 1684, regresó definitivamente a Granada.

     Entre 1673 – 1674 realizó el Crucificado de La Misericordia en su taller ubicado en la Casa de los Mascarones del Albaicín para la Iglesia de Clérigos Menores de San Gregorio El Bético, siendo éste el único crucificado del escultor granadino.  En esta misma casa, también residió el célebre e ilustre poeta D. Pedro Soto de Rojas, que fue canónigo de la Iglesia del Salvador en el Albaicín, y es el lugar donde  descansan sus restos mortales.

     En la actualidad El Cristo de La Misericordia se venera en la cuarta capilla de la Iglesia de San José, capilla fundada por El Doctor Alonso Núñez de Salazar en 1927.

     El Cristo de la Misericordia o Del  Silencio es una talla de 2.20 metros de enorme impacto dramático, sereno y majestuoso, de proporciones perfectas con una policromía pálida y de expresión verdaderamente dramática hacen que esta escultura sea una de las joyas del barroco español. 

     La imagen procesiona sobre un maravilloso trono que ya tuvo sus problemas de realización a comienzos de la década de los años cincuenta debido a las dificultades económicas que existían en la cofradía. La gran necesidad de realizar un trono que fuese adecuado para esta magnífica imagen tuvo que esperar muchos   años para que dicho proyecto fuese finalizado en 1966. Caoba, nogal y marfil se utilizaron para la realización del canastillo de 1;80 de ancho, 3;73 de largo y 0;56 de alto.  La ebanistería fue realizada por los hermanos Romero, y el trabajo de talla en madera y marfil por José Jiménez Mesa, profesor de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Granada, quien fue alumno del gran maestro Navas Parejo.    

     Su Cofradía, “La Pontificia y Real Hermandad Sacramental del Señor San José y Animas y Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia o (Del Silencio)”, que es como se le conoce en el ambiente cofrade granadino.  Fue fundada el día 6 de Mayo de 1924, por un grupo de empleados de la Delegación de Hacienda de la ciudad granadina.  Se le conoció por algún tiempo como “Cofradía de los ladrones”.  Sin embargo, el verdadero alma-mater, quien potenció la creación de dicha Cofradía fue el entonces párroco de la Iglesia de San José Don Ángel Guevara Horcas.  Los estatutos cofrades fueron aprobados en el mismo año por el entonces Cardenal-Arzobispo de Granada Don Vicente Casanova y Marzol, y  El Papa Pío XI, le otorgó al título de la Cofradía, el de “Pontificia”, y posteriormente con el nombramiento de el Príncipe de Asturias como Hermano Mayor Honorario, se le añadiría el de “Real”.

     Los Hermanos Mayores Honorarios son: S.A.R. el Príncipe de Asturias (1924), el Duque San Pedro de Galatino (1924), el conde de Padul (1924), d. Miguel Rodríguez-Acosta González de la Cámara (1924), d. Natalio Rivas Santiago (1927), d.  Francisco Franco Bahamonde (1939), d. José Godoy Fonseca (1951), d. Inocencio Romero de la Cruz (1957), d. Andrés Molina Fernández (1962), S.A.R. d. Felipe de Borbón y Grecia (1991).  Francisco Franco Bahamonde (1939), d. José Godoy Fonseca (1951), d. Inocencio Romero de la Cruz (1957), d. Andrés Molina Fernández (1962), S.A.R. d. Felipe de Borbón y Grecia (1991).

     En la actualidad la cofradía consta de 508 hermanos, 200 nazarenos y su hermano mayor es: Enrique González Gamero. El color del hábito de la Cofradía es negro de cola extendida, antifaz del mismo color, cinturón de pleita y sandalias franciscanas negras.

     El cielo azul estrellado granadino, con su luna llena rielando sobre el estrecho río Darro, las murallas y almenas defensivas de la fortaleza de La Alhambra, con sus grandes torreones que son magníficos aposentos interiores como el que se encuentra en la parte alta de la colina y por encima de la Iglesia de San Pedro y San Pablo, conocido como La Torre de Comares;  y ya, en la plazoleta de la iglesia junto al río Darro,  El Cristo de la Misericordia que acaba de salir de la iglesia Parroquial de San Pedro y San Pablo para comenzar su recorrido procesional por las calles granadinas son imágenes maravillosas que nos ofrecen  momentos de gran expectación y belleza.  

     El escenario natural es monumental y al mismo tiempo encantador.  El silencio de la hora cero es interrumpido por el pequeño caudal de las aguas del río Darro que susurran el olvido que pronuncia el terrible clamor de nuestra sangre; por el viento que agita las copas de los árboles del bosque de esa ladera de la Alhambra, y por la vibrante voz de una saeta dedicada al Cristo Del Silencio. ¡El setting es espectacular!

     El largo recorrido procesional transcurre en absoluto silencio, un tambor ronco junto a la cruz de guía es el único acompañamiento musical de esta cofradía; la iluminación de la ciudad se apaga por las calles de su recorrido,  mientras transcurre el paso procesional;  notándose una vez más, el gran fervor y respeto religioso que procesa el pueblo granadino hacia este Cristo Del Silencio.

     La primera vez que el Cristo de la Misericordia procesionó con su cofradía por las calles granadinas fue en el año 1925 con su maravillosa cruz de taracea. En la actualidad, la imagen que procesiona es una magnífica réplica por puntos del escultor Antonio Barbero Gor realizada en el año de 1985.

     La Pontificia y Real Hermandad Sacramental del Señor San José y Animas y Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia o (Del Silencio), tiene su salida oficial a las 00,00 horas; desde la Iglesia Parroquial de San Pedro y San Pablo a la ribera del río Darro.  La Cruz de Guía en Ángel Ganivet (Tribuna Oficial, inicio de Carrera Oficial), 01,40 horas de la madrugada; Salida de Tribuna, 02,10; Cruz de Guía en Plaza de las Pasiegas (Puerta Principal de la Catedral), 02,20 horas; Salida de la Plaza de las Pasiegas; 02,45 horas; Salida de la Catedral por la Puerta del Perdón. 03,00 horas; Regreso a la Iglesia de San Pedro y San Pablo a las 04,15 horas de la madrugada.

     Su itinerario oficial es: Iglesia de San Pedro y San Pablo, Carrera del Darro, Plaza de Santa Ana, Plaza Nueva (00,45 horas de la madrugada), Reyes Católicos, Colcha, Plaza de San Juan de la Cruz, San Matías (01,15 horas), Plaza de Mariana Pineda (01,35 horas), Ángel Ganivet (Tribuna Oficial), Puerta Real de España, Mesones, Marqués de Gerona, Plaza de las Pasiegas, Santa Iglesia Catedral, Cárcel Baja, Plaza Diego de Siloeé, Pasaje Diego de Siloeé (03,15 horas), Gran Vía, Almireceros, Joaquín Costa, Reyes Católicos, Plaza Nueva (03,55 horas), a la iglesia de San Pedro y San Pablo (04,15 horas de la madrugada).

     Los lugares más bellos e impresionantes para presenciar el paso de esta cofradía son: La salida de la Iglesia Parroquial de San Pedro y San Pablo, La Carrera del Darro,  Calle Ángel Ganivet, salida de la Catedral por la Puerta del Perdón en Cárcel Baja, y muy  especialmente durante su encierro.

     Casi amaneciendo ya el Viernes Santo, regreso a mi hogar; y antes de retirarme a descansar, salgo a la terraza de mi dormitorio desde donde contemplo la tranquila y bella ciudad de la Alhambra.  Al fondo; la silueta de la Sierra de Parapanda, la Sierra de Madrid, la Sierra de Elvira, la Sierra Harana, la Sierra de Cogollos, la Sierra de la Yedra, la Sierra de Alfacar, la Sierra de Viznar, El Peñón de la Mata,  la Sierra de la Alfaguara, la Sierra de Huetor y el gigantesco macizo de la Sierra Nevada arropan la ciudad, mientras que las luces de Nyon continúan iluminando Granada.

     Yo, en mi diálogo interior me pregunto: “¿Podré vivir un año más esta profunda fe religiosa y admirar la gran monumentalidad, artística-histórica del Jueves Santo y El Cristo de la Misericordia o (Del Silencio), procesional por las calles de mi Grana?”.

 

     José M. Garzón Rubio

Catedrático Emérito de Filología Hispana y Historia del Arte

de Culver Military Academies                                                  

Culver, Indiana, EEUU

 

Bibliografía

     Promociones Culturales Andaluzas, S.A. “Gran Enciclopedia de Andalucía”, Ediciones Anel, S.A. Granada, 1979.

     María Vicenta Barbosa García y Manuel Ruíz Ruíz, “Itinerarios por El Albayzín”, Gráficas Alhambra, Granada,???

     Antonio Gallego y Burín, “Granada, guía del viajero” (Segunda Edición), Imprenta de José María Ventura Hita, Granada, 1950.

     Manuel Gómez Moreno, “Guía de Granada”, Imprenta  de Indalecio Ventura, Granada, 1892.  

     Rafael Hierro Callejas, “Granada”, Editorial Everest, S.A. León, 1983.

     Francisco Izquierdo, “Guía Secreta de Granada”, Al-Borak. S.A., de Ediciones,  Madrid, 1977.

     Emilio Villar Yebra, “Granada Insólita”, Ediciones Albaida, Granada, 1998.

 

     José M. Garzón Rubio---autor de innumerables artículos y ensayos en España y Estados Unidos de América: entre otros, “Excepcional” Ideal, Cofradesgranada, (Granada, España, 4 de marzo de 2010); “Granada,  radiante en su primer día de Pascua” Ideal, Cofradesgranada, (Granada, España, 29 de marzo de 2010); “Agradecimiento” Ideal, Cofradesgranada, (Granada, España, 6 de abril de 2010);  “El radiante sol del Sábado de Gloria en Granada”  Ideal, Cofradesgranada, (Granada, España, 27 de mayo de 2010); “Virgen de las Angustias”  Ideal, Cofradesgranada, (Granada, España, 29 de noviembre de 2010); “Granada,  su Miércoles Santo y su Cristo de los Gitanos” Ideal, Cofradesgranada, (Granada, España, 22 de marzo de 2011); “Ofrenda floral a la Patrona Granadina” Ideal, Cofradesgranada, (Granada, España, 23 de septiembre de 2011); “Granada, su Historia, y su Semana Santa” Ideal, Cofradesgranada, Granada, España, 9 de marzo de 2012) y “El Lunes Santo, La Magdalena, y Nuestro Padre Jesús del RescateIdeal, Cofradesgranada, (Granada, España, 29 de marzo de 2012).

 

Visitas: 2105

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de cofradesgranada para añadir comentarios!

Participar en cofradesgranada

Comentario por Pepe de Andújar el septiembre 14, 2013 a las 10:39pm

Muchas gracias por el artículo, muy interesante

© 2018   Creado por Ideal.es.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio